FANDOM


La Sra. de Rupert Carrington, de soltera Flossie Halliday, es encontrada muerta bajo el asiento de un compartimento del expreso de Plymouth. Su padre, un magnate del acero americano, le pide a Poirot que se haga cargo del caso. Poirot conocía a la mujer de haberla visto en París en una ocasión junto a un tal conde de la Rochefour, pero ésta había acabado casándose con Rupert Carrington, quien demostró ser un marido del todo inadecuado y se separaron.

Poirot y Hastings van a ver a Mr. Halliday a su casa de Park Lane. Allí les cuenta que su hija se dirigía a una fiesta en West Country; viajaba en tren desde Paddington e hizo trasbordo en Bristol para coger el expreso de Plymouth. Mrs. Carrington llevaba encima joyas por valor de casi 100,000 libras. Según su doncella, que viajaba con ella, Mrs. Carrington le pidió en Bristol que esperase en la estación mientras se iba a un sitio que no especificó. Cuando le estaba dando estas instrucciones, Mason vio de espaldas a un hombre en el compartimento de Mrs. Carrington. Tras esperar durante casi todo el día, Mason se registró en un hotel para pasar la noche y leyó sobre el asesinato al día siguiente: Mrs. Carrington había sido apuñalada y las joyas habían desaparecido. Poirot descubre que Flossie y el conde de la Rochefour habían retomado su romance.

Japp confirma que tanto Rupert Carrington como el conde de la Rochefour tienen coartada. Se encuentra el arma homicida y se interroga al muchacho a quien Flossie le compró unas revistas en la estación de Bristol. Poirot y Hastings viajan inmediatamente a la casa de Halliday y, una vez allí, Poirot revela la identidad del asesino.